La ciudad de la luz más transparente que conozco

Arcoiris en una tarde nublada madrileña

Otra vez estoy en Madrid buscando lo que pensé que había encontrado la primera vez que vine. Ya no estoy tan segura de haber encontrado, sino de seguir buscando. ¿Alguna vez dejamos de buscar?

De lo más bello de Madrid es la luz, esa luz tan clara y limpia que hace más evidentes las partículas que se mueven por el mundo desde que hay amanecer. Es la misma luz que en Bogotá ilumina de 7 a 9 de la mañana. ¡Aquí tengo la fortuna de poder ver esta luz todo el día!

 

Anuncios